Miedos infantiles: ¿Cómo superarlos?

 In Artículos de Interés
[Total:1    Promedio:5/5]
[Total:1    Promedio:5/5]

Los miedos infantiles es una reacción emocional ante un peligro. Tiene una función evolutiva pues puede proteger al niño de situaciones peligrosas. Las fobias infantiles están íntimamente relacionados con el estado de extrema dependencia en el que nace un niño; estado que le hace altamente dependiente de la madre y del entorno. Por ello muchos de los miedos infantiles van cambiando y modificándose con la edad, a medida que el niño va cubriendo las etapas más importantes de su desarrollo.

Las primeras reacciones de miedo de un bebé son expresión del sentimiento difuso de peligro que un niño experimenta ante la pérdida de la sustentación, ante cambios bruscos en el entorno, ante ruidos inesperados, y se expresan con sobresalto, temblor, llanto.

Más adelante, el temor se modifica y pasa a tener fobia a enojarla, a perder su amor. También son frecuentes en la infancia: la fobia infantil a estar solo, a la oscuridad, a perderse, a lugares y personas desconocidos. A medida que los niños crecen y dominan mejor el mundo externo, la expresión de sus miedos infantiles se va modificando. Desde la Escuela Infantil Giorgeta proponemos algunas recomendaciones para ayudar al niño a entender, elaborar y superar sus miedos: Tanto la sobreprotección como hacerle sentir culpable-cobarde son actitudes negativas que pueden enquistar el problema, incluso lograr el efecto contrario, producirle más miedo.

 

EL tratamiento ante estos miedos infantiles

 

El tratamiento ante estos miedos infantiles pasa ante todo por mantener una actitud de serenidad y diálogo, nunca reírse de ellos, ni ridiculizarlos, ni amenazarlos, ni asustarlos más para que obedezcan. Armarse de valor, echar afuera los monstruos y superar los complejos; enfrentarse a los miedos infantiles que atenaza y romper su parálisis, espantarlo con risas: sacar el quitamiedos y llenar hasta arriba el saco de la autoestima.

Animarles a que los enfrenten contándoles historias de miedos pasados y vencidos por los mismos niños, los padres u otros conocidos; leer cuentos cuyos personajes tengan ingeniosas ideas para resolverlos; ayudarles a reconocerlos como productos de su mundo interno que no suponen un peligro real para su supervivencia, pero que hay que lidiar con ellos; mostrarles que pueden estar conectados con situaciones reales de su vida cotidiana que unos desean y otros tratan de evitar como cambios familiares, la pérdida de seres queridos, el nacimiento de hermanos, las rivalidades con ellos, el inicio escolar, y el propio “hacerse mayor”. Saber cómo superar estos miedos infantiles junto a tu niño es de vital importancia para su autoestima en un futuro.

 

corregir los miedos infantiles

 

El acto de escuchar, narrar, leer y escribir historias es un conjuro contra el miedo infantil: miedo a crecer, morir, sufrir, ser abandonado o devorado; miedo a la ignorancia, al desconocimiento, al caos o a la locura. A través de los cuentos, el niño se identifica con el protagonista, y siente, al empatizar con él, una tensión y ansiedad crecientes que ceden en el desenlace, aunque éste no sea tan bonito o triunfal como hubiera deseado. Luego, una vez conocido el cuento, gusta de repetirlo una y otra vez, y la emoción siempre crece y se resuelve, aunque puede que con matices distintos. Así va trabajando e interiorizando sucesos planteados y resueltos por otros; conoce situaciones imaginarias y cómo “otros” las ha afrontado. Y, por último, hay que tener una dosis de paciencia y otra de confianza para acompañarlos en la gran aventura de la vida.

Recent Posts

Leave a Comment