Descubre nuestro proyecto nutricional

Los centros escolares tenemos una gran responsabilidad en cuanto a salud se refiere, pues ofrecer una dieta saludable en la primera infancia garantizará que los niños crezcan de forma adecuada y adquieran hábitos saludables.

El CEI Giorgeta, en su búsqueda de mejora continua, ha tomado la decisión de incorporar las recomendaciones nutricionales de la OMS (Organización Mundial de la Salud), al menú ofrecido en el comedor escolar, con el objetivo de fomentar una adecuada salud tanto presente como futura.

 

“La alimentación juega un papel fundamental en el desarrollo, salud y bienestar del niño”

 

Nuestro comedor escolar, como servicio complementario a la enseñanza y a la vez como espacio de aprendizaje, cumple los siguientes objetivos:

  • Educa para la salud, higiene y alimentación: mediante hábitos alimentarios saludables, normas de comportamiento y correcto uso de los útiles del comedor.
  • Educa para la responsabilidad: haciendo partícipes a los alumnos de nuestros proyectos de comedor, y
  • Educa para la convivencia: fomentando el compañerismo y las actitudes de respeto, educación y tolerancia entre los miembros de la comunidad escolar.

 

Tenemos en cuenta la problemática actual en cuanto a obesidad se refiere y apoyamos las recomendaciones de la OMS:

  • Promoviendo la ingesta de alimentos sanos y descartando la ingesta de alimentos malsanos y bebidas azucaradas.
  • Reduciendo el sedentarismo y fomentando la actividad física.
  • Promoviendo en el entorno escolar y conocimientos básicos en materias de salud, nutrición y actividad física.

 

Por todo ello nuestro menú:

  • Está elaborado por especialistas en nutrición infantil.
  • Equilibra proporcionalmente los macronutrientes, presentando a diario vegetales, cereales y proteínas.
  • El agua es la única bebida que acompaña a las comidas.
  • Sustituye los productos azucarados por alternativas saludables.
  • La fruta es la principal elección de postre.
  • Reduce la oferta de carnes rojas y carnes procesadas por alternativas saludables, lo que permite prevenir enfermedades asociadas a un consumo excesivo de las mismas.
  • Aumenta la presencia de proteínas de origen vegetal.
  • Evita el uso de productos precocinados.
  • Reduce la oferta de pan. Promueve los platos caseros y/o de cuchara.
  • Utiliza como potenciadores del sabor especias como cúrcuma o hierbas aromáticas.
  • Los lunes no hay carne en nuestro menú, “Meel free Mondays”, este es un movimiento mundial, que provoca beneficios para las personas y para el planeta. Está presente ya en 25 países.
  • Aposta por una alimentación sostenible que priorice los productos autóctonos. La fruta y verdura debe ser preferiblemente local y de temporada.
  • El menú semanal contiene al menos un plato típico/regional.
  • Introduce alimentos de producción ecológica para favorecer la sostenibilidad y protección del medio ambiente.
Recent Posts

Leave a Comment